Entrevista en Catalunya Radio (02/11/2011)

Un juzgado penal ha condenado a dos años y medio de cárcel al conductor del autobús que atropelló mortalmente a una mujer y una niña en septiembre de 2008 en el barrio del Carmelo de Barcelona, según ha sabido CR/CI.

La sentencia también la inhabilita para trabajar de chofer durante cuatro años y medio.

Eran alrededor de la Merced cuando un autobús de la compañía Authosa se subió a la acera de la calle Dante en la confluencia con la calle Pantà de Tremp. El vehículo chocó con una pared que al derrumbarse mató a una niña, el autobús atropelló mortalmente a una mujer e hirió a 11 personas más.

El conductor, con 20 años de experiencia, arrancó con segunda y en dos segundos alcanzó los 27 kilómetros hora, una acelerada fuera de lugar, según concluyeron los informes periciales tanto de la guardia civil como de la guardia urbana. Antes, el hombre había discutido con el chofer de una furgoneta que le impedía girar el pesado vehículo, de más de 8.000 kilos.

El caso se juzgó el pasado mes de mayo, sin ruido mediático y gracias a la constancia de la abogada que representa a los padres y los abuelos de la niña muerta.

Joana Marín explica a CR/CI que en 2009 la juez instructora quería archivar el caso.

Joana Marín valora positivamente la sentencia, asegura que finalmente se ha hecho justicia si bien critica la lentitud en la instrucción del caso.

De momento, el conductor NO ingresará en prisión porque ha pedido que se le indulte.

 
© 2011 - Bufete Marín Fonseca - Reservados todos los derechos | Aviso legal |     
Puede también visitarnos en y en